Próximamente se actualizarán algunas funciones

Debido a un ataque que afectó el servidor donde se encuentra FERROPEDIA.es (ver detalles), algunas funciones están desactivadas. Se espera que en las próximas semanas esté todo de nuevo en marcha.


Locomotoras 1-3-0 2t (Krauss). Por Toni Nieto

De Ferropedia, la enciclopedia colaborativa del ferrocarril. Ahora en '''www.ferropedia.es'''
(Redirigido desde FV Serie 50 à 63 (1-3-0+2T))
Saltar a: Navegación, Búsqueda

Este artículo firmado está protegido. Comentarios y sugerencias pueden hacerse en su página de discusión.


por Toni Nieto, Febrero - Septiembre 2007.


Una Krauss 1-3-0+2T, la PV17, en Ponferrada. Foto:Graham Stacey.

Los Ferrocarrriles Vascongados, (FFVV), entre el 1914 y 1921 encargaron un lote de 14 locomotoras a vapor a la firma Krauss FV Serie 50 à 63 (1-3-0+2T)). En el pliego de condiciones de la compañía ferroviaria vasca se solicitaba una máquina capaz transportar viajeros a 60 km/h, y poder negociar las curvas con radios de 100 metros sin problemas. Y Krauss optó por una locomotora de rodaje 1-3-0+2T, con unas características muy especiales.

Sus rasgos principales: timbre a 12 kg, parrilla 2 metros cuadrados, peso adherente: 37 t, esfuerzo de tracción: 4500 kg, peso total máquina más ténder: 66,6 Tm, distancia entre topes: 13,10 metros, potencia: 840 a 860 CV, denotan que estamos ante una máquina de consideración notable, hasta el punto que fue la referencia de las locomotoras métricas del norte de España.

El rodaje 1-3-0+2T define la locomotora que lleva un ténder de apoyo, una gran singularidad de estas Krauss. Basada en la patente del ingeniero W. Engerth, consiste, básicamente en prolongar el bastidor del ténder hasta unirse con el suelo de la marquesina de la máquina, consiguiendo repartir el peso adherente a todo el conjunto máquina-ténder, al tiempo que las ruedas del ténder pasan a formar un auténtico bisel trasero, aportando una mejora en la estabilidad de marcha. Pero otra de las peculiaridades de esta serie de locomotoras, es su enorme capacidad para inscribirse en las curvas, aunque sean de radios mínimos, gracias al ingeniero de la Krauss, el señor Helmholtz, que desarrolló un ingenioso bisel delantero que une a través de un pivote central el eje de las ruedas delanteras de apoyo con el eje de las ruedas motoras centrales, formando así, un bogie, en el que se intercalan las primera ruedas motoras. El efecto conseguido es de una enorme capacidad de inscripción, mejorando la estabilidad y como resultado, el subir los promedios de velocidad.

El correo Ponferrada-Villablino, con su titular, PV 31, presumida y enmiriñacada. Foto:Graham Stacey
La electrificación de los FFVV, acabada en las ramas principales en el 1929, las fueron apartando del servicio y paulatinamente se fueron vendiendo a varias compañías, como Santander a Bilbao, el Vasco-Asturiano, Utrillas, el ya mencionado Ponferrada-Villablino y el Ferrocarril de la Robla. Así estas máquinas en sus nuevos destinos, tuvieron una vida de trabajo extraordinaria, arrastrando trenes carboneros, que en el caso del Ponferrada, en el sentido descendiente alcanzaban hasta las 500 t. Mantenidas a veces no en las condiciones idóneas, lograron llegar hasta el 1989, en el Ponferrada-Villablino, las matriculadas con los números 14, 19 y la famosa PV31. La famosa PV 31, procedente del ferrocarril Sociedad Minera Guipúzcoana FC Pamplona-Plazaola, donde lucía el número 6, debe su popularidad al ser la máquina titular del correo Ponferrada-Villablino, hasta el año 1983. Hasta su retirada del servicio en el 1989, pasó sus días trabajando duramente llevando carbón a la central térmica de Cubillos. La vida azorosa y dura que les tocó a estas máquinas Krauss al menos, ha servido para salvar del soplete algunos ejemplares, como esta PV31 y nuestra reina la FV 50. Por otra parte la decidida voluntad de reabrir el antiguo Ferrocarril de Urola, abre una expectativa formidable de cara al tren lúdico, que hoy , recorre sus cinco modestos kilómetros, en una clara visión de futuro, por parte de las autoridades ferroviarias y turísticas.
Foto gentileza MVF La “Euzkadi”, FV50, con sus dos coches “Pagoa y Aritza”,procedentes del FC del Urola.
Y así la “Euzkadi”, con sus arrogantes rebufos, sus hilarantes rugidos, y sus penachos de vapor y de grisáceos humos podrá demostrar al Valle del Urola, cuales han sido las armas de su belleza femenina hegemónica y singular: Su extraordinaria capacidad de trabajo, premiada con este respiro de hoy, transportando esos coches de madera, restaurados del antiguo FC Urola, con un peso exíguo y casi, ridículo, para esta Krauss, señora de la fuerza y reina del vapor en las vías estrechas.
Locomotora FV3 en Bilbao, 1957, FC Santander- Bilbao. Foto, Charles F. Firminger
La que sería la auténtica “Euzkadi”, la PV 18, entre Villablino y Matarrosa con un largo carbonero.Foto:Graham Stacey

Enlaces internos

,

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Comunidad
Usuario
Herramientas