Próximamente se actualizarán algunas funciones

Debido a un ataque que afectó el servidor donde se encuentra FERROPEDIA.es (ver detalles), algunas funciones están desactivadas. Se espera que en las próximas semanas esté todo de nuevo en marcha.


Potencia de las locomotoras

De Ferropedia, la enciclopedia colaborativa del ferrocarril. Ahora en '''www.ferropedia.es'''
Saltar a: Navegación, Búsqueda

La potencia de las locomotoras.

Conceptos básicos.

Fuerza. Se define como la acción capaz de poner un cuerpo en movimiento, o de modificar ese movimiento. Para tirar de un tren, la locomotora debe desarrollar una cierta fuerza. Esa fuerza, sobre plano horizontal se evalúa en kilógramos. El esfuerzo de tracción es la fuerza que la locomotora desarrolla para tirar del tren.

Trabajo. Un fuerza produce trabajo cuando desplaza el cuerpo del que tira o empuja. Si el desplazamiento tiene lugar siguiendo la dirección de la fuerza, se mide el trabajo multiplicando la fuerza en kgs por el camino recorrido, en metros. La unidad de medida es el “kilográmetro”.

Potencia. Se llama potencia la relación entre el trabajo y su duración, relación medida por el trabajo efectuado en un segundo, cuando este trabajo es uniforme. Si una locomotora ejerce un esfuerzo de tracción de 5.000 kg, a 72 km/h, es decir 20 metros por segundo (72.000/3600 = 20), desarrollará 5.000 * 20 = 100.000 kilográmetros (kgm) por segundo. Para evitar el manejo de cantidades excesivamente grandes, se introduce una unidad de medida: el Caballo de Vapor (Cv), abreviadamente caballo, llamando así a la potencia de 75 kgm por segundo. En nuestro caso, la potencia será equivalente a

P = 100.000/75 = 1.333,33 Cv.

Se emplea también otra unidad de potencia, más usada en electricidad, el kilowatio, que equivale a 102 kgm/seg, aproximadamente. Para obtener la potencia en kw, se multiplica poe 0,736 los caballos de vapor que se obtengan; inversamente, puede multiplicarse por 1,359, esto es, (1 / 0,736) la cantidad que venga expresada en kw, para obtener los Cv.

La resistencia que debe vencer una locomotora para ponerse en marcha, ha de ser inferior al esfuerzo de tracción máximo que puede alcanzar. Pero, al mismo tiempo, ha de ser capaz de desarrollar ese esfuerzo de tracción sin patinar sobre los raíles, es decir, ha de tenerse en cuenta su adherencia. La resistencia es, por tanto, la fuerza que la máquina ha de desarrollar para poner el tren en movimiento. La adherencia es el factor que limita el desarrollo completo del esfuerzo de tracción.

Tanto el artículo publicado sobre el esfuerzo de tracción como este relativo a la potencia, se han tomado del libro publicado por E. Sauvage y A. Chapelón, “La Machine Locomotive”, publicado por Librairie Polytechnique Ch. Beranger, en su décima edición, 1947.

Los desarrollos algebraicos son del autor del artículo.

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Comunidad
Usuario
Herramientas