Próximamente se actualizarán algunas funciones

Debido a un ataque que afectó el servidor donde se encuentra FERROPEDIA.es (ver detalles), algunas funciones están desactivadas. Se espera que en las próximas semanas esté todo de nuevo en marcha.


Tranvías de la Loma y de Linares

De Ferropedia, la enciclopedia colaborativa del ferrocarril. Ahora en '''www.ferropedia.es'''
Revisión a fecha de 18:01 14 feb 2015; Etcs 03 (Discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: Navegación, Búsqueda

Contenido

Tranvía de la Loma

El tranvía de la Loma fué el fruto de la frustración de Úbeda, tras quedarse relegado del trazado ferroviario Linares-Almería que la Compañia de Ferrocarriles del Sur de España construyera a finales del siglo XIX.

Úbeda, que contaba con pésimas carreteras, ansiaba acabar con su secular aislamiento mediante el es tablecimiento del ferrocarril en la zona. Inicialmente, la Diputación Provincial de Almería había previsto en su proyecto del trazado Linares- Almería, aprobado el 24 de Marzo de 1877, el paso del mismo por las comarcas de La Loma, (Linares, Canena, Baeza y Ubeda) hasta Almería, por Baza y Guadix.

Pero la Compañia de Ferrocarriles del Sur de España se desentendió de dicho proyecto, redactando otro propio que ignoró los intereses de esta comarca. Tras la decepción que supuso en Úbeda y alrededores esta decisión, la sociedad ubetense buscó soluciones encaminadas a la implantación de un medio de transporte que, por lo menos, permitiera el enlace entre aquella y la estación de Baeza-Empalme punto de unión con el FF.CC. Madrid - Sevilla de M.Z.A. y el Linares - Almería .

Tras varias tentativas, esta llegó en 1899 en forma de tranvía éléctrico y de la mano de D. Antonio Conejero Sanchez, conocido industrial de Linares, el cual adquiere, previo traspaso, la concesión de una línea tranviaria con principio en Úbeda y Baeza, empalme de ambas en la localidad de La Yedra y con final en la estación de Baeza-Empalme. Una vez constituida la sociedad "Tracción Eléctrica de La Loma (TELSA)" en 1905 y reunido el capital necesario, se inicia la construcción de la infraestructura.

Finalmente y tras una suntuosa inauguración, como correspondía al ver hecha una realidad la aspiración de todo un pueblo, el 8 de Diciembre de 1907 se pone en explotación el que sería conocido siempre como el Tranvía de La Loma abierto tanto al tráfico de viajeros como de mercancias. El trazado era de vía única, de ancho métrico, electrificada a 600 voltios, y consistía en una “Y” con un ramal a Úbeda y otro a Baeza, que se separaban junto al santuario de La Yedra. Esta “Y” se explotaba con vehículos de viajeros muy similares a los de una línea tranviaria urbana, acompañados de furgones-automotores y de vagones diversos para el transporte de mercancías. El parque motor de tranvías y remolques lo proporciono "La Industria Eléctrica de Barcelona", empresa que ya suministró al tranvía Blau del Tibidabo (Barcelona) lo que explica las semejanzas en la carrocería.

Tranvías de Linares

Los tranvías de Linares, nacieron para absorber el transporte de obreros y mercancías desde la población hasta las minas de plomo e industrias metalúrgicas circundantes, de gran importancia desde mediados del siglo XIX, convirtiendo Linares en un referente industrial de Andalucía.

La concesión de la misma la obtuvo en 1901 el conocido Industrial de Linares D. Antonio Conejero Sanchez, que ya había obtenido la del Tranvía de la Loma. Entre julio y octubre de 1904 se ponen en circulación las primera de las dos secciones, de Linares a las minas de San Roque a la que se añadiría posteriormente la de Linares a la Fundición de La Tortilla, siendo esta inagurada oficialmente el 29 de octubre de 1904. Más tarde, Conejero vende la concesión del tranvía a la "Compagnie d'Electricité et de Traction d'Espagne" sociedad de capital francés, la cual gestionaría desde entonces y hasta la crisis de la minería de 1932 los tranvías Linarenses. Fue esta compañía la que la construyó e inaguró el 15 de marzo de 1914 la línea entre Linares y la estación de Baeza-Empalme, la cual permitía no solo una comunicación cómoda con la estación de M.Z.A. y Andaluces, sino tambén la conexión con los tranvías de La Loma.


Nacionalización

Las líneas de La Loma fueron nacionalizadas en mayo de 1936, incorporándose a la red de la Explotación de Ferrocarriles por el Estado, institución que de hecho ya explotaba desde dos años antes la también destacable red de tranvías urbanos de Linares, compatible al 100% con la vía y electrificación del FC de La Loma, por lo que no fueron extraños los intercambios y pasos de material de una red a otra.

Un intento fallido, la reforma de los Tranvías de La Loma en la década de 1960

Entre 1951 y 1966 se hicieron obras para convertir esta línea en algo parecido a un Metro Ligero o al concepto belga de los Ferrocarriles Vecinales. Se redactaron numerosos proyectos, se movilizó maquinaria, se expropiaron terrenos... para lo que iba a ser un ferrocarril “de primera clase” dentro de la vía estrecha peninsular, para lo cual se sacó gran parte de su trazado de la carretera, haciéndolo independiente. Bajo la playa de vías de RENFE en Linares-Baeza se construyó otra estación, pero subterránea, similar a la de un “Metro”, para facilitar los transbordos; el ramal correspondiente a Baeza se rehizo por completo por un trazado distinto; entre los mares de olivos empezaron a crecer andenes y estaciones decoradas con azulejos y grandes planos murales indicando el recorrido... Se enviaron incluso, en 1963, varios automotores, de los suministrados por la Sociedad Española de Construcción Naval (SECN) y Cenemesa al MOP, y cuando parecía inminente un cierre “temporal” la línea con el fin teórico de cambiar la electrificación de 600 a 1500 voltios para permitir la entrada en servicio de los automotores SECN... Nada. No hubo nada. El cierre temporal se hizo definitivo el 15 de enero de 1966.

La estación de “Metro” en la estación de Linares-Baeza fue objeto de todo tipo de chistes por parte de los lugareños, y acabó siendo usada como cubículo para el cultivo del champiñón. Los flamantes automotores, algunos de los cuales habían estado 3 años muertos de risa, parados en las cocheras sin uso posible, fueron enviados a otros ferrocarriles, como los de CGFC en Barcelona (FGC Serie 5000) o el de Cotos en Madrid. Dado que estas dos explotaciones eran de carácter suburbano y turístico, respectivamente, nunca se pudo encontrar utilidad a 4 de esos automotores, construidos como furgones autopropulsados de mercancías, por lo que fueron usados como mera fuente de repuestos para sus “hermanos” del servicio de viajeros, sin haber transportado ni una sola tonelada de carga ni haber tenido vida útil alguna. Las vías fueron levantadas sin piedad, y en la nueva estación de Úbeda, que todavía no había visto pasar ningún tren, se empezó a oir al poco ruidos característicos de uso: viajeros, voces por megafonía, trasiego de maletas... pero para los autobuses de la empresa Alsina Graells, a la que algunos sitúan como responsable en la sombra de todo este disparate, por posibles contactos y amistades de directivos suyos con altos jerarcas del Ministerio.

Fuentes

  • Breve crónica de los tranvías de Linares y la Loma (1904-1966), por José Luis Giménez González, 2001-2002 (perso.wanadoo.es/assotram/lomaesp.htm)].

http://www.flickr.com/search/?w=27663258@N04&q=tranvias

http://www.flickr.com/search/?w=27663258@N04&q=tranvia

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Comunidad
Usuario
Herramientas